Estados Unidos le da a Chevron más tiempo en Venezuela

Por Timothy Gardner y Makini Brice.22 octubre 2019
© Phaitoon Sutunyawatchai / Adobe Stock
© Phaitoon Sutunyawatchai / Adobe Stock

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos renovó el lunes una licencia que le permite a Chevron, la última compañía energética estadounidense que opera en Venezuela, continuar perforando en el país durante otros tres meses hasta el 22 de enero.

La licencia ha sido objeto de un intenso debate dentro de la administración Trump, ya que persigue una campaña para derrocar al presidente socialista Nicolás Maduro. Su renovación representó una victoria de algunos en la administración, como el Secretario de Estado Mike Pompeo, quien considera que mantener una compañía estadounidense en Venezuela es un activo que podría conducir a una pronta recuperación después de cualquier derrocamiento de Maduro.

Otros funcionarios de la administración Trump creen que permitir que Chevron se quede resulta en una producción de petróleo que ayuda a mantener a Maduro en el poder al permitirle pagar deudas. Varios funcionarios de la administración están a favor de permitir que la licencia expire incluso después de que el ex asesor de seguridad nacional de Trump John Bolton, quien se había opuesto a la licencia, renunció el mes pasado.

Los ejecutivos de Chevron "permanecen enfocados en nuestras operaciones comerciales básicas y apoyan a las más de 8,800 personas que trabajan con nosotros y sus familias", dijo el portavoz Ray Fohr. La compañía está revisando los términos de la última licencia.

La renovación efectivamente no agrega nuevas restricciones, según una revisión de licencias anteriores.

Chevron ha estado en Venezuela durante casi 100 años y tiene alrededor de 300 empleados directos allí. Sus empresas conjuntas con la petrolera estatal PDVSA apoyan a unas 8.800 personas. Las empresas producen el equivalente de aproximadamente 200,000 barriles por día de petróleo, y la participación de Chevron en ellas recientemente promedió unos 34,000 bpd, dijo la compañía.

En enero, Estados Unidos impuso sanciones a la petrolera estatal venezolana PDVSA en un esfuerzo por derrocar a Maduro. Pero le otorgó a Chevron una licencia de seis meses para operar, que ahora ha sido renovada por dos períodos de tres meses.

La producción de petróleo crudo en la nación OPEP ha caído de más de 2 millones de bpd en 2014 a poco más de 1 millón de bpd para fines de 2018, como resultado de precios más bajos y lo que dicen los críticos es años de subinversión y mala gestión. Los apagones y las sanciones estadounidenses han acelerado el colapso: el país ahora produce solo 600,000 bpd.

El Departamento del Tesoro dijo que la licencia no autoriza transacciones relacionadas con envíos de diluyentes, que Venezuela necesita para diluir su petróleo pesado para su procesamiento.

La licencia también cubre a las compañías de servicios de campos petroleros Halliburton Co, Schlumberger, Baker Hughes de GE y Weatherford International. Todos han detenido en gran medida las operaciones en Venezuela debido a la inestabilidad.

"La candidatura de reelección de 2020 del presidente Donald Trump podría hacer que las extensiones futuras sean cada vez más difíciles", dijo Kevin Book, analista de ClearView Energy Partners. "La Casa Blanca puede ver una posición firme contra Maduro como una forma de atraer a los votantes latinos".


(Reporte de Timothy Gardner, Makini Brice, Jennifer Hiller y Luc Cohen; Edición de Cynthia Osterman)

Categorías: Legal