Las grandes petroleras gastan 'Sweet Spot' para durar hasta 2020

Por ron bousso13 noviembre 2018
© EK / Adobe Stock
© EK / Adobe Stock

Big Oil se encuentra hoy en un punto dulce de gasto debido a que los años de recortes de costos y el aumento de los precios del petróleo convergen, pero las inversiones deberán aumentar después de 2020 para aumentar la producción, dijo el martes BlackRock, el mayor administrador de activos del mundo.

Los gigantes del petróleo y el gas como Royal Dutch Shell, Chevron y BP están generando tanto efectivo a los precios del petróleo de hoy en día de alrededor de $ 70 por barril como lo hicieron en 2014, antes de que el crudo bajara de más de $ 100 por barril a mínimos de menos de $ 30 por barril.

A medida que emergen de la desaceleración más profunda en décadas, las juntas se han comprometido a permanecer ahorrativas y atenerse a objetivos de gasto más bajos para devolver el valor a los accionistas después de años de dolor.

Alastair Bishop, director y gerente de cartera en el equipo de recursos naturales de BlackRock, que tiene importantes participaciones en las cinco mayores compañías de petróleo y gas del mundo, dijo que no esperaba que los gastos de capital, o capex, aumentaran en el corto plazo.

"Es un punto dulce para los COI (compañías petroleras internacionales) donde tienen una inflación de costo relativamente bajo, un precio razonable del petróleo y en estos niveles pueden generar un importante flujo de efectivo para pagar las recompras de deuda (y acciones)", dijo Bishop a Reuters. en una entrevista.

BlackRock es el mayor inversor en Shell y BP, y se encuentra entre los cinco primeros en Total, Exxon y Chevron, según los datos de Eikon Refinitiv.

A diferencia de principios de la década, cuando las compañías petroleras se apresuraron a aumentar la producción para satisfacer la creciente demanda en China, las juntas se centran hoy en el rendimiento de las inversiones, dijo Bishop.

"No estoy seguro de que los inversionistas quieran que grandes IOC persigan el crecimiento. Hay un interés mucho mayor en generar retornos y flujo de efectivo libre".

Pero dada la naturaleza del negocio en el que los campos disminuyen naturalmente a medida que envejecen y tardan años en desarrollarse, las inversiones tendrán que crecer después de 2020 para evitar una caída en la producción.

"¿Me sorprendería si más allá de los gastos de capital de 2020 los presupuestos comiencen a subir? No, no lo haría. Habrá un poco de inflación en los costos y tendrán que empezar a pensar en su perfil de producción en los 2020", dijo Bishop.

Sin embargo, el apetito por los grandes proyectos multimillonarios como los campos petroleros de aguas profundas y las grandes instalaciones de procesamiento de gas que se convirtieron en la marca registrada de Big Oil se ha debilitado, dijo Bishop.

En su lugar, las empresas deberían optar por proyectos de menor escala y en fases, donde el gasto esté mejor controlado, como el petróleo de esquisto y las expansiones de campo en alta mar, así como proyectos no petroleros y de gas, como plantas químicas y generación de energía, agregó.

"Parece que hay menos apetito para simplemente tirar el dinero directamente al suelo", según Bishop.

"Desde nuestro lado, a menos que tenga nuevas oportunidades justo en la parte inferior de la curva de costos, no estamos tan desesperados por impulsar el crecimiento del volumen en términos de petróleo".

Renovables
BlackRock ve que la transición de los combustibles fósiles a una energía más limpia y baja en carbono ocurre más rápido de lo que muchas compañías petroleras esperan, con un pico de demanda de petróleo a principios de la década de 2030, dijo Bishop, aproximadamente una década antes que la mayoría de los otros pronósticos.

Pero no está claro qué papel desempeñarán las grandes petroleras en la transición.

Los gigantes de la energía de Europa han incrementado las inversiones en energías bajas en carbono tras el histórico Acuerdo de París de 2015 respaldado por la ONU, en contraste con sus rivales estadounidenses.

"Los niveles que los europeos están gastando en esa área me parecen completamente razonables", dijo Bishop. "Si pueden probar que el modelo de negocio funciona, entonces tendría sentido para ellos comenzar a asignar más".


(Reporte de Ron Bousso; Editado por Adrian Croft)

Categorías: Energía, Financiar