Venezuela libera a ejecutivos de Chevron desde abril

Publicado por Joseph Keefe7 junio 2018
Venezuela liberó a dos ejecutivos locales de la major petrolera estadounidense Chevron Corp encarcelados desde mediados de abril durante una investigación sobre corrupción en el sector petrolero, dijeron el miércoles las autoridades y la compañía.
Las detenciones de Carlos Algarra y Rene Vásquez por agentes de inteligencia en las oficinas de Chevron en Puerto La Cruz asustaron a otras compañías extranjeras que operan en el país de la OPEP en sociedad con la petrolera estatal PDVSA.
"Son libres", dijo la oficina del fiscal del estado en un correo electrónico a Reuters, agregando que a ambos se les habían dado condiciones alternativas no especificadas para la cárcel.
Chevron dijo en un comunicado que sus dos empleados fueron liberados el miércoles y agregó que "nuestros colegas gozan de buena salud y se han reunido con sus familias".
Una fuente cercana a Chevron dijo que los dos venezolanos tenían que informar a las autoridades cada 15 días.
Las detenciones fueron las primeras en una empresa petrolera extranjera desde que el gobierno lanzó una purga el año pasado que resultó en la detención de más de 80 ejecutivos de Petróleos de Venezuela SA y sus socios.
Después, Chevron evacuó a otro personal.
Pero el gobierno del presidente Nicolás Maduro, condenado por Occidente y las principales naciones latinoamericanas por la reelección del 20 de mayo, que los críticos dijeron que era una dictadura de cegadora farsa, ha estado tratando de proyectar una imagen más benigna en los últimos días.
Liberó a docenas de activistas anti Maduro durante el fin de semana.
El ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, reiteró hoy sus llamados al diálogo con el gobierno de Estados Unidos, que ha impuesto sanciones para exprimir al gobierno socialista.
Los dos empleados de Chevron habían enfrentado posibles cargos de traición por negarse a firmar un contrato de partes para una empresa conjunta con PDVSA, dijeron las fuentes.
Chevron, el séptimo mayor productor de petróleo del mundo que cotiza en bolsa, con ingresos de $ 135 mil millones en 2017, opera en Venezuela principalmente a través de participaciones minoritarias en cinco proyectos.
La firma tiene aproximadamente 150 empleados en su sede de Puerto la Cruz y tiene dos oficinas más en el país. Sus ganancias de Venezuela cayeron un 18 por ciento el año pasado a $ 329 millones, según documentos regulatorios.
Las detenciones marcaron una escalada de las tensiones entre PDVSA y las compañías extranjeras por el control de los contratos de suministro y el gobierno de las empresas conjuntas, dijeron fuentes a Reuters.

Venezuela está inmersa en una severa crisis política y crisis económica, con la producción de petróleo en declive y el sector en caos en medio de la corrupción, una fuga de cerebros y sanciones financieras estadounidenses que dificultan los embarques y las transacciones.

Categorías: Actualización del gobierno, Contratos, Energía, Energía extraterritorial, Financiar, Legal, Tendencias de Tanker